Cultura y ocio para todas las personas

cultura

La calidad de vida contempla tanto dimensiones objetivas como subjetivas y sabemos que, para muchas personas, el ocio y las actividades culturales son muy importantes ya que se desarrollan y se organizan en determinados lugares y momentos para fomentar las tradiciones, jugando un papel importante para la interacción y creación de vínculos entre personas con mismos gustos y aficiones.

El desarrollo y participación en actividades lúdicas o culturales es en nuestra sociedad, un espacio privilegiado para la autonomía y la autodeterminación, para adquirir capacidad y hacer aquello que deseamos, uno de los ámbitos indispensables para la inclusión comunitaria y social. De igual modo debe ocurrir en la vida de las personas con sordera, otorgándole a esta esfera la misma importancia que en la vida de cualquier persona.

Son muchas las ocasiones en las que, las personas con sordera no pueden ser partícipes de las actividades que se realizan en su entorno puesto que cuentan con barreras de la comunicación o deben planificar con más antelación que cualquier otra persona si desean participar en la misma o no, pero…

¿No es la cultura y el ocio algo que nos gusta e interesa a todas las personas? De este modo, las personas con sordera deben tener acceso a ello en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad, siendo así partícipes de la sociedad en la que viven y de la que forman parte.

35286320_2089905257703645_6772207254402760704_o

Conscientes de la importancia de realizar y planificar actos para todas las personas, numerosas entidades públicas y privadas de La Palma, Gran Canaria y Tenerife han organizado en esta anualidad eventos (conciertos, galas, fiestas patronales, actividades lúdicas…) que han contemplado la presencia del Servicio de Intérprete de Lengua de Signos Española, SILSE, y por tanto han sido accesibles para personas con sordera.

Las personas profesionales de la interpretación en lengua de signos española, ILSE, trabajan para permitir la comunicación entre las personas usuarias de la lengua de signos y personas usuarias de la lengua oral. Realizan sus funciones en distintos ámbitos e interpretan en una amplia gama de situaciones, todas aquellas en las cuales haya una necesidad de comunicar, entre ellas; los eventos sociales, culturales y religiosos convirtiéndose en un recurso humano imprescindible para la eliminación de las barreras de la comunicación.

Desde Funcasor, por tanto, queremos resaltar la importancia que tiene el ocio y la cultura para todas las personas siendo indispensable la planificación de eventos accesibles.