Ayudas auditivas: Los sistemas de Frecuencia Modulada ( FM )

FM

Los sistemas de frecuencia modulada ( FM ) se presentan como una gran solución para la relación señal-ruido con la que deben contar las personas para obtener unos niveles favorables de percepción de la palabra.

Las aulas de los centros escolares, cuentan con tres características que llegan a dificultar la percepción de la señal acústica, las cuales son, el ruido de fondo, la reverberación y la distancia entre el emisor y el receptor.

En el trabajo que se realiza para satisfacer las necesidades educativas especiales, se ha tenido en cuenta las ayudas técnicas, como son los audífonos y/o implante coclear, las modificaciones en el ámbito pedagógico, la ubicación preferente de estos alumnos y estas alumnas… Sin embargo, el análisis acústico informa que no es suficiente para alcanzar los parámetros óptimos para la transmisión de información de manera oral y, dichas medidas, resultan insuficientes.

Las aulas escolares se encuentran en un ambiente auditivo-verbal, por lo que la audición es fundamental para el aprendizaje.

Un factor esencial que afecta la comunicación en las aulas es la inteligibilidad, la cual, depende del tiempo de reverberación (se suele llamar “eco”), el sonido que se refleja en las superficies de una habitación, es un problema importante que dificulta la compresión del habla. Todo ello puede ser problemático para la percepción del habla, la lectoescritura, el desarrollo del lenguaje oral, la atención, la conducta, la autoestima y la concentración, además de afectar las áreas académicas.

Los dispositivos técnicos para la audición, son aquellos que se utilizan para mantener o mejorar las capacidades funcionales de los niños y las niñas con pérdidas auditivas, como pueden ser sus audífonos y/o implantes cocleares.

Los sistemas FM son la forma más efectiva de aumentar la relación señal-ruido, factor muy importante para la percepción del habla. Son un sistema de comunicación simple, formados por un transmisor, un micrófono y un receptor. El micrófono se utiliza próximo a la fuente sonora o de la boca de la persona que habla, y el transmisor manda la señal al receptor que emite dicha señal de forma amplificada.

Su utilización mejora la audibilidad del habla, ya que permite que se oiga a la persona que habla por encima del ruido de fondo, conserva la inteligibilidad de la voz del usuario y usuaria, que el niño o niña oiga su propia voz, y mejora la audición de las voces de los y las demás a diferentes distancias.

Beneficios

  • Se reducen los efectos del ruido de fondo y de la reverberación.
  • La distancia deja de ser un problema porque la voz de la persona que habla llega a la persona que recibe la señal, a un nivel similar al si una persona que habla estuviera junto al receptor.
  • Instalación inalámbrica, posibilitando la movilidad por en alrededor sin perder la calidad de la señal.