Protagonista: Antonio

protagonista-antonio

Mi infancia fue larga y triste ante las creencias negativas sociales sobre la sordera, sin embargo, me salvé a mi mismo con coraje. Voy a contar lo siguiente.

Nací en un pueblo de La Palma, Tazacorte en 1983. A mis nueves meses, mi padre creyó que yo era sordo. Cuando hacían palmas delante de mi cara, yo no reaccionaba. Me llevaron a varios médicos, los cuales probaron mi audición y afirmaron mi sordera.

Cuando tenía cuatro años, me inscribieron en un jardín infantil en Ofra (no me acuerdo de su nombre). Había un único recurso educativo, era la logopedia.

Descargar artículo completo