Persona dependiente: El respiro familiar, una necesidad básica

dependiente

Las personas cuidadoras de personas dependientes suelen descuidar sus propias necesidades, renunciar a sus vacaciones y actividades de ocio y tiempo libre para dedicarse en cuerpo y alma a la persona dependiente en el día a día. Es por ello que a día de hoy existen diferentes Programas de Respiro Familiar a lo largo de toda la geografía española.

 Estos programas se ofrecen para apoyar a las personas cuidadoras de familiares dependientes dada la carga física y emocional que sobrellevan de forma continuada, pues por norma general asumen gran número de tareas con las que fácilmente se pueden sentir desbordadas.

Las familias que cuentan con un miembro dependiente tienen las mismas necesidades que el resto de familias, además de otras añadidas como6 consecuencia de los apoyos que precisa la persona dependiente. A priori parece ser una situación normal que puede llegar a desembocar en problemas graves si no se ponen límites y de ahí que se precise de ayuda tanto de otras personas como de entidades para no descuidar la salud 20170406_105438propia y conseguir también con ello que la persona dependiente se sienta bien.

Es importante no olvidar que cuidar a un familiar conlleva un aumento de trabajo, y saber afrontarlo supone entender que el responsable del cuidado es la persona cuidadora, y que en la medida que atienda sus propias necesidades podrá ofrecer atención con la mejor actitud.

Los servicios más frecuentes son los que ofrecen ayuda en el domicilio de la persona dependiente aunque también están las estancias temporales en régimen residencial y los centros de día, la tele-asistencia o la atención terapéutica, pero es importante informarnos de los programas existentes en nuestra comunidad y descubrir las opciones que tenemos, 20170405_131533ya que actualmente se desarrollan a través de entidades públicas, organizaciones no gubernamentales (ONG) y entidades privadas.

Cada entidad o institución establece sus propias singularidades a la hora de ofrecer estos servicios y su duración suele variar en función de la situación particular de cada persona usuaria y/o de las razones por las que se solicitan.

En definitiva, programas y servicios más que necesarios para mantener y mejorar la calidad de vida y el bienestar de la personan dependiente y su familia.