Terapia Auditivo-Verbal, ¿qué es?

Terapia Auditivo Verbal

La Terapia Auditivo-Verbal es un enfoque terapéutico para la educación de los niños y niñas con discapacidad auditiva en el que se enfatiza la evolución de las habilidades auditivas para desarrollar el lenguaje a través de la audición. Para ello, son identificados, diagnosticados y equipados con la amplificación óptima lo más tempranamente posible. Es una estrategia de intervención temprana centrada en la familia, esta terapia fomenta el uso de la audición para la utilización del lenguaje oral. Se enseña a los padres y madres a crear un ambiente en donde su hijo o hija aprenda a escuchar, a procesar el lenguaje verbal y a hablar.

La audición es la modalidad sensorial primaria para desarrollar el lenguaje hablado y la competencia comunicativa. El lenguaje oral está basado principalmente en información acústica. A pesar de que los niños y niñas puedan aprender a hablar a través de otros sentidos como la vista y el tacto, la información como la fluidez, la melodía y la entonación del habla natural sólo se consiguen por las ondas sonoras. Por eso, la audición es la modalidad sensorial más eficiente y efectiva para el desarrollo inicial de las habilidades funcionales del lenguaje oral.

La enseñanza comienza desde el diagnóstico. A través de esta aproximación, el niño o la niña con discapacidad auditiva aprende a desarrollar la audición gracias a las ayudas tecnológicas como son el audífono o el Implante Coclear. Con habilidades de escucha activa, la audición se vuelve una parte integral de su vida diaria.

La Terapia Auditivo-Verbal (TAV) es un estilo de interacción, una “forma de vida” para ser practicada diariamente. El objetivo que se quiere conseguir es que padres y madres aprendan los principios auditivos-verbales para que los utilicen con sus hijos o hijas con discapacidad auditiva.

 

Principios de la Terapia Auditivo Verbal

  • Detectar la discapacidad auditiva lo antes posible a través de programas del diagnóstico precoz.
  • Proseguir la rápida gestión y el mantenimiento de ayudas tecnológicas (audífonos, implantes cocleares…)
  • Orientar, asesorar y apoyar a los padres, las madres y cuidadores como modelos principales para el desarrollo del lenguaje hablado y para ayudarles a entender el impacto de la sordera y la discapacidad auditiva en toda la familia.
  • Ayudar a los niños y niñas a integrar la escucha en su desarrollo de la comunicación y las habilidades sociales.
  • Apoyar el desarrollo auditivo-verbal.
  • Ayudar a controlar sus propias voces con el fin de mejorar la inteligibilidad de su habla.
  • Utilizar los patrones de desarrollo de la escucha, el lenguaje, el habla y la cognición para estimular la comunicación natural.

¿Por qué se debe aprender a escuchar?

Los niños y niñas con pérdida auditiva necesitan ayudas para poder detectar, identificar, reconocer, etc., los sonidos de su alrededor. La mayoría, diagnosticados y adaptados con las ayudas necesarias (audífonos, implante coclear…), aprenden a hablar a través de la escucha. Esta terapia consiste en guiar, aconsejar y apoyar a padres y madres como modelos primarios para el aprendizaje del lenguaje hablado a través de la audición y ayudarlos a entender el impacto de la discapacidad auditiva en la familia. La terapia Auditivo-Verbal es un enfoque centrado en la familia. La participación de los padres y madres es vital para la terapia, ya que se basa en que los niños y niñas aprendan el lenguaje más fácilmente cuando están activamente involucrados en interacciones naturales y significativas con sus padres y madres. Gracias a una formación integra sobre la Terapia Auditivo-Verbal, profesionales del Servicio de Intervención Logopédica de la Fundación Canaria para las Personas Sordas y sus Familias (FUNCASOR), continuamos con nuestro trabajo, persiguiendo resultados óptimos y beneficios para las familias y enfatizando el desarrollo de habilidades auditivas para la adquisición del lenguaje a través de la audición de los niños y niñas con pérdidas auditivas.

Asesoramiento a padres y madres

La Terapia Auditivo-Verbal está ayudando a integrar la audición, el lenguaje y el habla espontánea en la personalidad de cada niño o niña con discapacidad auditiva, a través del juego y la participación activa en situaciones cotidianas. Los niños y niñas con audición aprenden a detectar fácilmente los sonidos de su entorno durante la infancia. Escuchan y aprenden sonidos, de esta manera, aprender a reconocer, entender y hablar palabras. A medida que crecen, siguen desarrollando sus habilidades de vocabulario y lenguaje, interactúan y se comunican con los demás.

CABILDO La Palma